A una chica vista en el hi5 en octubre del 2006

Brenda,
en el impacto
de mirarte
y en el acto,
¡ay!,
ya tocarte
sin contacto
de mi parte
hay
un perderme
entre horas,
un volverme
aquí,
a deshoras,
hombre inerme
que atesoras
ahí
si escatimas
la armazón
de estas rimas
a mí,
que doy razón
de lágrimas
que tu corazón
no da.

Un comentario sobre “A una chica vista en el hi5 en octubre del 2006

  1. Lo escribí en aquella fecha. A la chica, una tal Brenda, nunca la conocí. La vi accidentalmente, paseando por http://www.hi5.com. En sus fotos “vestía” un bikini blanco. Tuve que detenerme a verla. A sufrirla. A lamentar la distancia. Y es que si la chica hubiera nacido hace, digamos, unos ocho mil años, habría sido adorada en vida como diosa de la fertilidad. Sería ella hoy una suerte de Venus neolítica, expuesta en un museo. Nada de museos: aquí está ella para todos ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s