Palíndromos del Nuevo Mundo

1

Las islas descubiertas por Cristóbal Colón en la edición latina de sus cartas (Roma, 1493).

En la madrugada del 12 de octubre de 1492, uno de los marineros de la Pinta ya estaría descreído del éxito del viaje, y le comentaría a otro:

¿Oí “tierra”, “mar”? Reí, tío.

Otro, creyendo imposible dar con alguna costa y hablando ya con el mar, diría:

O saca la tierra, mar. ¿Reí tal, acaso?

En la Niña, otro, ilusionado con el botín que ganaría, pensaría:

Allí vase a Catay y ataca esa villa. 

Mientras tanto, en la Santa María, dos marineros reflexionarían sobre cómo sus vidas dependían del éxito de su capitán, y se dirían:

—Hola. ¿Será loco o colono Colón? 

—No loco, no loco… o colaré sal. 

—¡Oh! 

2

En Sevilla, una ya ex novia de Rodrigo de Triana pensaría:

Eso no lo sé, Rodri e’ Triana. ¿Irte… ir? ¿Do, resolo? No sé…

3

En Lima, un alumno de secundaria resumiría la historia de América escribiendo en su cuaderno:

Ajena, aneja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s