Mediodía

A las doce del día,
la luz vertical
sobre los transeúntes;
el calor,
dentro de los automóviles;
la luz,
en las habitaciones de las casas
apenas abiertas las cortinas
mientras la Tierra gira silenciosa. 

No hay sombras
sobre la acera iluminada,
como tampoco las hay
entre los túneles
que las hormigas excavan
en la completa oscuridad de su trabajo;
solo el aire rodea sus cuerpos
brevísimos de vida fulgurante.

Luz,
oscuridad:
horas del día
que los cuerpos trajinan por el aire.


Escrito siguiendo el consejo del día 6 de GloPoWriMo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s