‎Game of Thrones: la llegada de los héroes

Spoiler alert

Fue quizá gracias a Star Wars que el libro de Joseph Campbell, El héroe de las mil caras, acabó de convertirse en un clásico de la cultura popular. En aquella saga el héroe era uno solo, Luke Skywalker; pero en la obra coral que es Game of Thrones no es tan fácil discernir un solo héroe. Felizmente son varios, cada uno con personalidad y retos distintos, y ese es uno de los grandes atractivos de la serie de HBO.  Álvaro, cuéntame más

«Without Ever Coming Out», by Carlos Germán Belli

When shall I at last return,
In which minute, time or age,
To my lady’s dearest part
—No one knows it, only me—
So inside her I just stay
Without ever coming out?
To that place I want to go,
To her deepest inner side,
To the secret valley of joy
Where my body and soul are one.
I long coming back to there
Where I passed for yesterday.
It was just so little time!
But now I will stay for long:
Not as owner of a land,
But as truly worldwide king.

From ‘Under the Red Midnight Sun’.  Álvaro, cuéntame más

Villanela que escribí para que una amiga me besara, pero que no resultó porque creo que nunca la envié y por eso di con el manuscrito en mis papeles hace poco

No quieras de mi verso las canciones
sino los besos vivos de mi boca,
que todo lo que tocan lo hacen sones.

Silenciosos avanzan los peatones.
Tu voz en mi cabeza me disloca.
No quieras de mi verso las canciones.

Tus labios en mi mente los dispones
y la imaginación se me desboca,
que todo lo que tocan lo hacen sones.

Callado en una fiesta bebo rones:
tu mano no es el vaso que me toca.
No quieras de mi verso las canciones.

Las fotos de tu Facebook, tus facciones
en ansiedad mi pecho ya las troca,
que todo lo que tocan lo hacen sones.

Los árboles del parque corazones
ostentan de algún mísero que invoca:
«No quieras de mi verso las canciones,
que todo lo que tocan lo hacen sones».

Prueba de dolor

Vista. El dolor tiene el color de un amarillo sutilmente enrojecido, con tendencia al dorado, que refulge al sol en el día; y en la noche, en la memoria, cuando se cierran los ojos. Amarillo solar, acrayolado, sacado de un dibujo preescolar con personajes de sonrisa constante, volcado luego a la vista de un paisaje desolado, donde la limpieza de la luz no ilumina el camino que pueda seguirse sobre una llanura vacía, que a nada conduce.  Alvarimás

Lima, entre la civilización y la barbarie

En sus orígenes, Lima era un centro de alta civilización. Pongamos la mirada en la época prehispánica y veremos templos, centros administrativos, caminos y acequias que atestiguan poblaciones complejas, cuyo trabajo permitió el surgimiento de haciendas durante el Virreinato y, en último término, de los distritos de la Lima actual. Pongamos luego la mirada en la época hispánica y encontraremos en Lima la primera universidad de América y la primera imprenta de Sudamérica, solo por darnos una idea de la importancia de la capital peruana como centro político, económico, eclesiástico y cultural en Sudamérica durante los años virreinales. Incluso podríamos mirar nuestro primer siglo republicano y encontraremos entre Lima y el Callao una de las primeras líneas férreas de Sudamérica, por ejemplo.  Cuéntame más

Qué es un haiku

Durante el almuerzo en la oficina, conversando sobre cualquier cosa, en un momento nuestra amiga G. B. A. preguntó que qué cosa era un haiku. Entonces pensé:

Esto es un haiku:
un instante transcurre
en estas líneas.

Doble ocaso en Tatooine (canta Luke Skywalker)

A veces ya no puedo con el día.
Me aburre transcurrir sin altercado,
chequear condensadores lado a lado,
hacerle los recados a mi tía.

Me aburre ya esta arena en demasía.
Me aburren los androides que he comprado.
Me aburre pulular sin otro hado
que verme una vez más sin osadía.

Entonces salgo al filo de la noche
a donde nadie nadie pueda verme
este desasosiego en que me encuentro;
a donde el doble ocaso no reproche
el mío en esta hora en que no duerme
el ansia que me come por adentro.