Édgar Tamayo: con la muerte en el nombre

Una de las características más notables de los palíndromos es su capacidad de perturbar, de revelar el sentido oculto de las palabras, como un oráculo. Por eso me quedé helado cuando, viendo por televisión la noticia de que el mexicano Édgar Tamayo será ejecutado esta tarde en Texas a pesar de una serie de objeciones a la sentencia y a cómo se dictó, reparé en el palíndromo que esconde su apellido, acaso la orden que en Texas se dará al verdugo a toda prisa ante los pedidos de clemencia:

A Tamayo ya mata.

Feliz 2014

Nada cambia en año nuevo, dice Bono. El año nuevo trae la esperanza de una cuota de felicidad en medio de lo desconocido, dice Leopardi. En definitiva, hay que aprovechar el poco tiempo que queda para comerse el mundo, pues el año, así como vino, se va, dejándonos aquello que le dimos. Como un palíndromo. Por eso digo:

M… ¿año nuevo ve uno? ¡Ñam!

Palíndromos del Nuevo Mundo

1

Las islas descubiertas por Cristóbal Colón en la edición latina de sus cartas (Roma, 1493).

En la madrugada del 12 de octubre de 1492, uno de los marineros de la Pinta ya estaría descreído del éxito del viaje, y le comentaría a otro:

¿Oí “tierra”, “mar”? Reí, tío.

Otro, creyendo imposible dar con alguna costa y hablando ya con el mar, diría:

O saca la tierra, mar. ¿Reí tal, acaso? Alvarimás

Verbo: tuitear (presente de indicativo)

Yo tuiteo.
al parecer haces cuanto ella te dice.
Él me bloqueó por no ser antitaurino.
Ella se hace extrañar mucho.
Nosotros en Lima ya quisiéramos algo como el Metro de Santiago.
@vosotros no tuiteáis desde el 2011.
Ustedes hacen un gran trabajo.
Biz Stone, Jack Dorsey y Evan Williams. Ellos hicieron esto posible.
@LoQueEllasSaben debería saberlo en teoría como medio millón de followers. Sin embargo, cae en el campo del esoterismo.