Sebastián le dice por teléfono a un amigo que la mujer que ama se casará con otro, a quien besuquea horas antes de la ceremonia, y que mejor la deje ir

A la diva C.

—A tu pis… ¡id!… ¿Aló?

—¿Sebas?

—¿Leal? ¡Ella hoy ya se casa!

—¡Cesa!

—¡Y yo hallela! Él sa…

—¿Besola?

—…

—¡Di!

—Sí.

—¡Puta!

—Ca vi, dala.