Al arder, amar

En más de una ocasión, el Palíndromo concede el conocimiento del amor a través de la figura de la rama, como cuando aconsejó al amante ser como la hiedra y arder de amor, o cuando dijo que los que se aman son como un atado de ramitas de hiedra que se quema. Y es queSigue leyendo “Al arder, amar”

Balada para Andrea y Vic en el día de su boda

Ahora que estamos aquí reunidos nosotros, del amor espectadores, digamos a cuantos nos son queridos —refiérense así si dan dolores— esta balada. Sé que hay mejores, aunque la mía tiene su pujanza. Escuchen lo que digo, mis señores: conozco aquel lugar con esperanza.

La decisión de Violetta

Desde Lima, esto es… Radio Alsicú, transmitiendo vía web para los lectores y oyentes que generosamente nos siguen. Cerramos nuestro especial de #NiUnaMenos con la soprano rusa Anna Netrebko, quien canta «Sempre libera» (‘Siempre libre’), el aria final del primer acto de La traviata (1853), de Giuseppe Verdi, acompañada por Rolando Villazón en el FestivalSigue leyendo “La decisión de Violetta”

Elvira Ríos: la soledad del amor

Hay papeles que, aunque breves y pequeños, dejan honda impresión en las películas. Es el caso de Yakima, la esposa apache del encargado del puesto de Apache Wells, interpretada por la cantante y actriz mexicana Elvira Ríos en La diligencia (1939), de John Ford, filme canónico del género del wéstern. 

Villanela que escribí para que una amiga me besara, pero que no resultó porque creo que nunca la envié y por eso di con el manuscrito en mis papeles hace poco

No quieras de mi verso las canciones sino los besos vivos de mi boca, que todo lo que tocan lo hacen sones. Silenciosos avanzan los peatones. Tu voz en mi cabeza me disloca. No quieras de mi verso las canciones. Tus labios en mi mente los dispones y la imaginación se me desboca, que todoSigue leyendo “Villanela que escribí para que una amiga me besara, pero que no resultó porque creo que nunca la envié y por eso di con el manuscrito en mis papeles hace poco”

Prueba de dolor

Vista. El dolor tiene el color de un amarillo sutilmente enrojecido, con tendencia al dorado, que refulge al sol en el día; y en la noche, en la memoria, cuando se cierran los ojos. Amarillo solar, acrayolado, sacado de un dibujo preescolar con personajes de sonrisa constante, volcado luego a la vista de un paisajeSigue leyendo “Prueba de dolor”

Día de San Valentín (II: Amar)

Es sábado 14 de febrero, Día de San Valentín, día de los enamorados. No sé cómo logré que sucediera, pero saldré con Zinnia. Creo que vi a Katia dándole un dinero a Carmen. Seguro le pagó para que Zinnia saliera conmigo, me dice el pensamiento, pero… ¿será así? No. No y no. No lo creo.Sigue leyendo “Día de San Valentín (II: Amar)”

Día de San Valentín (I: Conocer)

Era la mañana clara de un jueves, de esas que solo se ven en Lima en el verano. Las casas estaban todas abiertas a la calle, adonde tenían sus jardines, de modo que el aire corría por todas partes, junto con los niños y sus juegos y sus voces. Creo que de una de lasSigue leyendo “Día de San Valentín (I: Conocer)”

El blog va de San Valentín

Se viene el 14 de febrero, Día de San Valentín, día del amor y la amistad, aunque, a juzgar por lo que veremos en las calles ese día, parece que el amor va ganando la partida. Yo estaré solo y todo, pero ese día no me lo quiero perder, siquiera por mi blog. Así lasSigue leyendo “El blog va de San Valentín”

Los ojos de miel

No recuerdas muy bien cómo pasó. El caso es que habías salido de la revista más o menos temprano y decidiste ponerte a caminar y caminando llegaste a Miraflores, a la puerta de una discoteca a la que ya habías ido antes. Es jueves, pero qué diablos, te dijiste, y entraste. Haces cola brevemente, pagas,Sigue leyendo “Los ojos de miel”