Sextina de las lluvias y los huaicos

A Luis Castañeda Lossio, alcalde ausente de Lima A los afectados por las lluvias, la estupidez y la corrupción   La mucha intensidad con que las lluvias descienden a lo largo de los cauces ya forma y alimenta nuevos huaicos que surcan cuesta abajo por la costa, llevándose de súbito a la gente envuelta en losSigue leyendo “Sextina de las lluvias y los huaicos”

Al Dr. D. Luis Castañeda Lossio, el mejor alcalde de Lima de todos los tiempos

Si el mejor fue Castañeda, venga el fuego a la Alameda. Castañeda, Castañita, mira mira lo que has hecho: mucha gente ya sin techo has dejado y necesita poner algo en su marmita mientras tu partido rueda: «¡Si el mejor fue Castañeda!». ¡Venga el fuego a la Alameda! 

Lima, entre la civilización y la barbarie

En sus orígenes, Lima era un centro de alta civilización. Pongamos la mirada en la época prehispánica y veremos templos, centros administrativos, caminos y acequias que atestiguan poblaciones complejas, cuyo trabajo permitió el surgimiento de haciendas durante el Virreinato y, en último término, de los distritos de la Lima actual. Pongamos luego la mirada enSigue leyendo “Lima, entre la civilización y la barbarie”

Al Dr. D. Luis Castañeda Lossio, alcalde de Lima, pintor de murales

Castañeda, Castañita, sibarita, mira tú. ¿Te molestan los murales que pintaron en el Centro los artistas marginales que Susana trajo adentro? ¡Ay, alcalde del Perú! Sibarita, mira tú. 

Los ojos de miel

No recuerdas muy bien cómo pasó. El caso es que habías salido de la revista más o menos temprano y decidiste ponerte a caminar y caminando llegaste a Miraflores, a la puerta de una discoteca a la que ya habías ido antes. Es jueves, pero qué diablos, te dijiste, y entraste. Haces cola brevemente, pagas,Sigue leyendo “Los ojos de miel”

El águila del Camino Real

De madrugada, en el Centro Comercial Camino Real de San Isidro —en la puerta abierta de vidrio, el guardia dormía—, camino por el paseo central hasta llegar a la escultura del águila. No ha cambiado en más de veinte años. Águila antigua, esperas a tu presa una y otra vez. View this post on InstagramSigue leyendo “El águila del Camino Real”