Sextina de las lluvias y los huaicos

A Luis Castañeda Lossio, alcalde ausente de Lima

A los afectados por las lluvias, la estupidez y la corrupción

 

La mucha intensidad con que las lluvias
descienden a lo largo de los cauces
ya forma y alimenta nuevos huaicos
que surcan cuesta abajo por la costa,
llevándose de súbito a la gente
envuelta en los escombros y en el lodo.  Dime más

Sorpresa de la lluvia en Lima

En esta noche limeña de verano, me encontraba yo trabajando en la computadora y escuchando a Maurice Ravel y a Nirvana alternativamente. Por supuesto, no se oía casi nada del exterior. En eso, puse pausa al reproductor y percibí un sonido de goteo y un aroma delicioso. Me asomé a la ventana.

De madrugada,
de la tierra el aroma
la lluvia obsequia.

Inusualmente, llovía. La precipitación era visible y persistente. Y audible. Entonces escribí:

Nadie camina,
sólo la lluvia marcha,
interminable.

Whistlin’ in the Rain

After Arthur Freed and Nacio Herb Brown song

I’m whistlin’ in the rain, oh!, I’m whistlin’ in the rain,
What a marvelous parade to walk here not in vain:
The streets are slippy and wet, but my heart is fun and set
For a new summer to see every wonder and let
The clouds of my life be striven by light
That love might shed after such a rainy sight;
So I walk Lima along with a smile to sustain
And whistlin’, just whistlin’ in the rain.