Últimas noticias del tiempo

Una mañana me voy al baño a lavar la cara, y luego por las noticias me entero de que en Georgia llueven cañonazos. Otra mañana me voy a desayunar, y mientras mastico el desayuno me entero por la radio de que en Barajas un avión mastica más de ciento cincuenta personas.

¿Pero en verdad se necesita a la prensa para saber todo esto? No, claro que no. Es simplemente así. Uno pestañea, y a la chica que quieres ya se la llevó otro. A veces sólo se la lleva el tiempo.