Lo más importante que aprendí en cuarenta años

Para Fabiola, melliza y maestra El año pasado, cuando cumplí treinta y nueve años, una amiga me preguntó qué era lo más importante que había aprendido a mis casi cuarenta años de vida. No supe qué responderle. Ahora, con cuarenta años recién cumplidos, la pregunta sigue en pie. 

Villanela de Semana Santa (canta un hijo de hombre a Jesús)

El miedo muy terrible que sentiste el jueves por la noche cuando orabas nos sigue visitando en nuestras noches. La copa asaz amarga que entreviste quedó acá con nosotros, y dejabas el miedo muy terrible que sentiste. Los clavos que tu carne como broches el viernes te entroncaban cuando amabas nos siguen visitando en nuestrasSigue leyendo “Villanela de Semana Santa (canta un hijo de hombre a Jesús)”